Nuestra toma de decisiones por Jacob Bustamante

Ratio:  / 0
MaloBueno 

KIKE - FUTBOL SALA SELECCIÓN Y POZO MURCIA

 

 

De un tiempo a esta parte, se señala como aspecto fundamental en la formación de un jugador el trabajo de la TOMA DE DECISIÓN.

El objetivo es el jugador "inteligente". Nuestra labor, dotarle de armas para que sea él quien decida cuál, cuando y cómo utilizarl

 

Es importante dejar que sea el jugador quien elija y, en el peor de los casos, se equivoque. De esta manera el proceso de aprendizaje será completo. Equivocarse le hará aprender, pero acertar, si la decisión sale de él, también.

Y pensando en el trabajo de la toma de decisión, me preguntaba si el entrenador no ha de trabajarla  también... Aquélla de la que es responsable y total protagonista. Me explico.

En un entreno, nuestra toma de decisión, la del entrenador, aparece cuando tenemos varios contenidos para seleccionar y decidimos cuál trabajamos, cúal nos interesa, cuál es más efectivo, cuál podemos llevar a cabo... Y una vez decidido, aparece también cuando hemos de modificar el ejercicio sobre la marcha, porque no conseguimos el objetivo, porque los medios, los jugadores o alguna circunstancia externa nos hace no estar trabajando lo previsto.

Y llega el día de partido, y en competición, en tensión, al mismo tiempo que se juega el trabajo de la semana, has de estar "leyendo" lo que ves en pista, buscando soluciones... escogiéndolas! Un movimiento, una estrategia, un tipo de defensa, hacer entrar a un jugador, pedir un tiempo muerto... Decides, decides...

Y me pregunto: para decidir sobre un entreno, sobre la planificación del mismo, sobre el tipo de ejercicio a utilizar, sobre la adaptación a hacer para que sea bueno y consiga el objetivo, seguramente te forman los cursos, los clínics, las experiencias... Pero, para saber cómo reaccionar en competición, quien o qué te forma? Preguntároslo un momento... Teneis respuesta?

Está claro que las experiencias te aportan muchos recursos. Hacen crecer tu disco duro interno, sí, pero después eres tú quien ha de utilizar dichas experiencias para acertar en el momento oportuno.

No os ha pasado nunca lo de acabar un partido, analizar alguna situación ocurrida, algo que le haya hecho daño a tu equipo, y pensar...
"Ostras! si podía haber hecho..." (lo que se te ocurra en ese momento).


Y después de ésta, vienen más preguntas a uno mismo (o al menos a mi me ocurre en
mi afán de buscar respuestas e intentar mejorar):

"Y qué hubiera pasado si hacemos esto en lugar de lo otro?". Y la más dura: "Por qué narices no se te ha ocurrido en ese momento!?"

Esta última pregunta, la que te exige, además de tener recursos, saberlos hacer aparecer cuando realmente se necesitan, cuando la presión de un partido y de los puntos en juego no te permite mirar apuntes o dejarlo para otro momento, es la que te ha de hacer crecer.

Si te has hecho esa pregunta alguna vez y después has
intentado buscar respuestas, además de ser de los míos, sabrás que necesitas poner orden a tus ideas, a todo aquéllo que hayas recopilado en el tiempo.


Necesitas mecanismos para saber responder ante las dificultades de la competición.

Reconocer que no sólo basta con "saber" en una pizarra o tener una gran batería de ejercicios, es el paso para aquél que realmente quiere mejorar.

Jacob Bustamante

Share
comments

Información adicional